El esguince de tobillo cronico afecta a una de cada tres personas con esguince de tobillo. Este nuevo descubrimiento nos permite encontrar una explicacion a este problema.

¿Sabías que la universidad de Barcelona ha descubierto recientemente un nuevo ligamento en el tobillo?
Hoola amigos, bienvenidos a fisioterapia a tu alcance, en este nuevo vídeo voy a daros a conocer una estructura ligamentaria que hace replantearnos los conocimientos anatómicos que teníamos del tobillo.

Hace ya más de 10 años, cuando aún me encontraba estudiando en la universidad, aprendí que en la parte lateral externa del tobillo se encontraban 3 importantes ligamentos que estabilizaban la articulación.
El ligamento peroneoastragalino anterior, peroneo astragalino posterior, y el ligamento peroneocalcaneo. Con el paso de los años la nomenclatura de ciertos huesos se ha actualizado, el peroné ha pasado a llamarse fibula, y el astragálo a llamarse talus. Alterando de igual manera el nombre de sus ligamentos:
Ligamento talofibular anterior, posterior y calcáneo fibular. Esguince de tobillo cronico.

Hasta hace apenas unos días en los libros de anatomía el ligamento talofibular anterior se presentaba como uno o en ocasiones dos fascículos situados por fuera de la articulación. Nuestros colegas de la universidad de Barcelona tras examinar en profundidad 32 disecciones de tobillo, han constatado que el fascículo superior de este ligamento se sitúa en el interior de la capsula articular, y que el fascículo inferior se conecta con el ligamento calcáneo fibular.
Lo que han descubierto es que estas nuevas fibras que conectan el fascículo inferior del ligamento talofibular con el ligamento calcaneofibular, realmente conectan las dos estructuras y las hace funcionar de forma conjunta como si fuese un complejo ligamentoso, un complejo que no estaba descrito y al que han dado el nombre de complejo fibulotalocalcaneo lateral. Un complejo ligamentoso completamente independiente del fascículo superior del ligamento talofibular anterior que va a funcionar de forma absolutamente independiente.

En pantalla vemos el ligamento talofibular anterior, con su fascículo superior, el cual han descrito como una esctructura intracapsular mientras que su fascículo inferior está conectado por estas fibras arciformes al ligamento calcáneo fibular.
La mayoría de esguinces de tobillo lesionan los ligamentos laterales de esta articulación. Además, al menos una tercera parte de las personas que sufrieron un esguince de tobillo, padecerán dolor después de la lesión. Uno de los grandes descubrimientos de esta investigación es que el hecho de describir el fascículo superior del ligamento talofibular anterior como una estructura intracapsular, nos hace pensar que después de su lesión este ligamento no sea capaz de cicatrizar. Lo que podría justificar el altísimo índice de pacientes con dolor crónico después de un esguince de tobillo. Un dolor crónico para el cual hasta ahora no teníamos explicación.
Si quieres visualizar el vídeo original o revisar la referencia del estudio revisa la descripción.
Espero que la información os haya parecido útil, y que os ayude a entender que las ciencias de la salud son una materia en constante evolución, que necesitan de una actualización periódica.

Esguince de tobillo cronico, rehabilitacion tratamiento y ejercicios Fisioterapia a tu alcance

Los ligamentos son tejidos fuertes y flexibles que conectan los huesos entre sí, mantienen las articulaciones estables y ayudan a que se muevan correctamente.
Un esguince de tobillo se produce cuando los ligamentos del tobillo se estiran o se rompen.

Hay tres grados de esguince de tobillo:
Esguinces de grado 1: los ligamentos se estiran. Es una lesión leve que puede mejorar con un poco de estiramiento suave.
Esguinces de grado 2: los ligamentos están parcialmente rotos y posiblemente se necesite usar una férula o un yeso.
Esguinces de grado 3: los ligamentos están totalmente rotos. A menudo se necesita cirugía para esta lesión grave.

Estos dos últimos tipos de esguinces con frecuencia están asociados con un desgarro o ruptura de vasos sanguíneos pequeños, lo cual hace que la sangre se filtre a los tejidos y cause una coloración negra y azul. La sangre puede no aparecer durante varios días y generalmente se absorbe desde los tejidos al cabo de dos semanas.

Si el esguince es más grave:
Usted puede sentir dolor fuerte y tener mucha inflamación.
Puede que usted no sea capaz de caminar o que caminar le resulte doloroso.

Algunos esguinces de tobillo pueden volverse crónicos (de larga duración). Si esto le sucede, su tobillo puede seguir:
Presentando dolor e hinchazón
Estando débil o “doblándose” fácilmente.

Estudio original: https://goo.gl/J4SpvZ